Contáctame
Infórmate sobre nuestros
procedimientos

Lifting de Muslos

Lifting de Muslos o Cruroplastía

La lipodistrofia de muslos determina molestias significativas a las pacientes que la padecen:

  • hay irritación y úlceras de la piel
  • presencia de hongos,
  • humedad
  • dificultad con la higiene.

Esta condición limita el tipo de ropa que se puede usar. Muchas veces hace que se eviten las polleras o faldas incluso, en los calurosos días de verano.

Para aquellas pacientes que poseen adecuada elasticidad y acumulación de grasa sólo en la cara interna de los muslos, lo más recomendable es una liposucción de muslos. Esta puede ser una lipoaspiración tradicional o ultrasónica (conocida como VASER®) para lograr una mayor retracción de la piel.

Pasados los 30-35 años, la elasticidad cutánea de los muslos se va perdiendo, ahí hay que considerar opciones más agresivas para retirar el excedente de piel suelta incapaz de retraerse.

En los cambios marcados de peso por ejemplo, después de una cirugía bariátrica como Gastrectomía en Manga o Bypass Gástrico, los muslos sufren de exceso de piel suelta, que es incapaz de retraerse sólo con una liposucción de muslos.

Para ayudar a estos pacientes –habitualmente postbariátricos- se recomienda el lifting de muslos o Cruroplastía la que permite resecar el excesos de piel y grasa, dejando escondida la cicatriz en la ingle. Muchas veces se efectúa en conjunto con una liposucción de las porciones delantera, lateral y trasera del muslos.

En el período postoperatorio, recomiendo usar una faja compresiva y mantener seca y aseada la zona.

Las complicaciones de esta cirugía son frecuentemente en la cicatriz operatoria, la cual puede abrirse parcial o totalmente (dehiscencia), por efecto del mismo peso de la piel que cuelga de las suturas internas.

La región inguinal es rica en ganglios linfáticos, los cuales pueden tener dificultades para reabsorber los líquidos que se producen después de la operación y dar lugar a seromas. También existe riesgo de trombosis venosa profunda y enfermedad trombo-embólica.

Por último, cabe señalar que el peso del muslos mismo puede desplazar una cicatriz. Inicialmente, la cicatriz está bien escondida en el pliegue inguinal, hacia una posición más inferior y por lo tanto más visible fuera de la ropa interior.

Me interesa Precios de cirugia plastica