Contáctame
Infórmate sobre nuestros
procedimientos

Ginecomastía

La definición de Ginecomastía es el desarrollo anormal de glándula mamaria en el hombre.

Es una condición extremadamente frecuente tanto en adolescentes como entre los adultos jóvenes, en Chile como en el resto del mundo.

En muchos casos, la ginecomastía se inicia con la pubertad y no desaparece al llegar la adultez. Se palpa un aumento de volumen duro bajo la areola y el pezón, ya sea a un lado o a  ambos.

Si este crecimiento persiste más allá de un año desde su aparición, lo más probable es que no desaparezca de forma espontánea.

El Doctor Cristóbal Longton es un Cirujano Plástico experto en ginecomastía y trabaja en Santiago de Chile, donde atiende a pacientes que vienen desde distintas partes del país.

La solución de la ginecomastía es la adenectomía ¡Punto!

Todas las semanas me toca atender en la consulta a ginecomastía en hombres que ya han intentado de todo sin éxito: quemadores de grasa, ejercicios, homeopatía y remedios naturales.

Salvo casos como el síndrome de Klinefelter, el riesgo de cáncer de mama en un paciente con Ginecomastía es igual al de un hombre sano.

El tratamiento de la Ginecomastía es la Adenectomía o retiro de la glándula mamaria anómala, preservando la areola y el pezón. A través de una incisión que sigue el borde inferior de la areola, se levanta la areola y se reseca el tejido mamario, el que se envía a biopsia diferida (técnica periareolar).

Otra técnica es realizar la incisión por la mitad de la areola (técnica transareolar). La cirugía dura cerca de una hora y se efectúa con anestesia general ligera, la hospitalización habitualmente es AMBULATORIA.

El tiempo de reposo relativo es de tres a siete días y la restricción deportiva es por un mes.

Si bien, la inmensa mayoría de las veces la cicatrices son poco notorias, he visto casos de cicatrices queloides.

Es una cirugía poco dolorosa y en el postoperatorio debe usarse un peto ajustado, por un mes, hasta que la piel se retraiga y se adhiera.

La Pseudoginecomastía o Adipomastía corresponde al acúmulo de grasa en la región pectoral, que asemeja una glándula mamaria de menor o mayor grado de desarrollo.

En un porcentaje significativo de los casos coexisten ambas condiciones: un desarrollo anormal de glándula mamaria rodeada de acúmulos de grasa. Su tratamiento efectivo es la liposucción, la que se realiza en conjunto con la adenectomía.

El postoperatorio es más doloroso, como después de cuando se hace ejercicio intenso en una persona no deportista.

En el postoperatorio son necesarios los masajes de drenaje linfático.

Dentro de los riesgos de esta cirugía están los siguientes:

  1. Alteraciones de la cicatrización: cicatrices patológicas (cicatrices hipertróficas y queloides), también cambios en la coloración de  las cicatrices (discromía), o dehiscencia. La insensibilidad del pezón se recupera en un lapso cercano a los 6 meses, sin embargo existen casos en queda insensible indefinidamente.
  2. Hematoma postoperatorio: la contracción del músculo pectoral puede abrir un vaso sanguíneo y gatillar la acumulación local de sangre. En ocasiones se necesita reoperar  para detener el sangrado.
  3. Asimetrías: todas las personas tienen diferencias entre ambos lados del cuerpo antes de una operación, y estas pueden persistir incluso después de ella. En ocasiones la asimetría tiene que ver más con diferencias en la parrilla costal que en la pseudomama.
  4. Depresión o hundimiento areolar: si se realiza una adenectomía sin liposucción en un paciente con componente mixto (ginecomastía + pseudoginecomastía) habrá un hundimiento de la areola. También puede ocurrir al resecar glándulas mamarias muy voluminosas.
  5. Recidiva: es extremadamente infrecuente, pero se han descrito casos de recurrencia de la ginecomastía, fundamentalmente en caso de uso de anabólicos y cannabis. En el caso de la pseudoginecomastía, se la persona engorda, volverá a acumular grasa igual que antes de operarse.

El gran beneficio de esta cirugía es lograr tener una región pectoral plana, sin que se vea una protuberancia de las mamas a través de la polera.

El caso más común es presencia de glándula mamaria en el hombre asociado a grasa pectoral, llamado ginecomastía mixta. Una complejidad del tratamiento de la ginecomastia, con lipodistrofia de los pectorales (pseudoginecomastia) es básicamente administrativa.

Las Isapres están obligadas a cubrir el retiro de la glándula como solución de la ginecomastía, sin embargo, no cubren el tratamiento mediante la liposucción de la grasa que la rodea.

Esto genera dificultades administrativas, que requieren que los cirujanos plásticos especialistas en este tema sepamos manejar y tengamos la voluntad de ayudarte a hacerlo.

Me interesa Precios de cirugia plastica