Clínica Alemana +56 2 2210 1211

Consulta Privada +56 2 2247 5725 | +56 9 6620 5297
Clínica Quilín +56 2 2978 8000
+56 9 9099 4200

Manejo de Heridas operatorias y Cicatrices recientes

 

Les comparto algunos conceptos que me han ayudado como Cirujano Plástico en estos últimos años y que me han permitido tener buenísimos resultados con la inmensa mayoría de la cicatrices:

 

  1. Las heridas quirúrgicas se pueden mojar.

Es un mito que el agua pueda producir una infección de una herida. Por regla general, puedes empezar a ducharte al día siguiente de la cirugía, a menos que el Dr. Longton te indique lo contrario. Dependiendo de las características de la herida y del parche el Cirujano Plástico determinará el momento oportuno para autorizar la ducha.

  1. La curación más habitual es el uso de parches de Tela Micropore color café.

Viene en dos medidas: delgada de ½ pulgada y ancha de 1 pulgada. También hay Tela Micropore color blanco, son equivalentes. Su costo es entre $3500 a $5500 pesos y está disponible sin receta en los estantes de la gran mayoría de las farmacias en Santiago de Chile. El cambio de la tela es cada 3-7 días, según lo indique el Cirujano Plástico. Recomiendo mojarse el parche en la ducha para facilitar su retiro, también puede servir usar quitaesmalte de uñas. Al sacarse el parche puedes sentir un pequeño tirón si alguno de los puntos queda pegado al pegamento del parche, para eso hay que sacarlo con mucho cuidado y ojalá con la ayuda de alguien. La duración del uso de la Tela Micropore es habitualmente 4-6 semanas, pero según el caso puede necesitarse hasta por 3 meses (por ejemplo personas con antecedentes fidedignos de cicatrización patológica).

  1. No hay que sacarse las costras.

Las heridas puede tener costras adheridas, pero al ir cicatrizando se soltarán solas y se saldrán sin ningún problema en alguno de los cambios de parches.

  1. Picazón: es normal durante el proceso inicial de la cicatrización.

No hay que rascarse las heridas operatorias o heridas suturadas. La aplicación de compresas frías (tipo Ice-Pack) alivia bastante la picazón o prurito. Si hay picazón persistente meses o años después de haber cicatrizado, es un motivo para consultar con el Dr. Longton porque puede indicar el comienzo de un queloide.

  1. El cirujano decidirá el momento del retiro de puntos.

Dependiendo de la cicatrización individual, el retiro de puntos puede oscilar entre los 5 a 30 días, pero más comúnmente es entre los 7-15 días, que usualmente coincide con el primer control postoperatorio.

  1. El riesgo de infección de la herida operatoria.

En términos generales, el riesgo de infección es de 1 de cada 250 pacientes, lo cual es mucho menor a otro tipo de cirugías. Es más frecuente en fumadores, en diabéticos, en heridas contaminadas con saliva, tierra, cuerpos extraños, etc. Cuando se desarrolla una infección de herida, ésta ocurre frecuentemente entre los 5 a 7 días. Se manifiesta como dolor localizado en la herida (superficial), la zona está muy delicada al roce, puede haber inflamación externa, enrojecimiento, salida de pus y fiebre. Si desarrollas estos síntomas lo mejor es que te comuniques con tu Cirujano Plástico o que vayas directamente al Servicio de Urgencia para ser evaluado.

  1. Los parches de Tela Micropore permiten el cierre sin tensión a nivel de la piel.

Mantienen juntos (en aposición) ambos bordes de la herida durante las fases iniciales de la cicatrización. Estos parches permiten que al moverse, la herida se mueva como una unidad y no se tienda a separar un borde del otro. Esto hace que la herida “no se abra” (llamada dehiscencia) en sus fases iniciales y que “no se ensanche” (cicatriz patológica) en la evolución más alejada de los meses siguientes. Las cicatrices nunca alcanzan a tener la misma resistencia que la piel normal, pueden alcanzar hasta el 80% de la fuerza de la piel normal en un plazo de 6 semanas.

  1. En heridas de cara el Dr. Cristóbal Longton puede recomendarte el uso de Botox, habitualmente en el primer control.

Los músculos de la cara se originan en los huesos faciales pero se insertan para ejercen su acción directamente en las capas profundas de la piel. La contracción de los músculos de la cara tiende a separar los bordes de la cicatriz con lo cual ésta se va a ensanchar, haciéndose más notoria. El Botox o toxina botulínica relaja muy significativamente la contracción de estos músculos faciales y mejora mucho el resultado estético de una cicatriz facial.

  1. ¿Crema cicatrizante?

A contar de 4 a 6 semanas después del procedimiento quirúrgico, el Dr. Cristóbal Longton va a recomendarte una crema que pueda ayudarte en el proceso de cicatrización. No existen las cremas mágicas, ninguna es capaz de borrar completamente una cicatriz. La gente que tiene un buen proceso normal de cicatrización no necesariamente necesitará una crema cicatrizante, ya que las cicatrices no pueden mejorar más allá de cierto punto. El Cicatricure es Mentira.

  1. Uso de silicona.

Normalmente recomiendo silicona en gel para las cicatrices de cara y varias de las cicatrices del cuerpo. Es un producto incoloro muy pegote, por lo que debe usarse en poca cantidad. Lo recomendado es aplicarlo con un masaje que sea circular y compresivo de la cicatriz (por ejemplo, contra un hueso de la cara) que dure 3 a 5 minutos. El masaje es parte fundamental del tratamiento, tanto o más importante que la crema o silicona. En ese lapso usualmente la silicona se seca, no se absorbe (como una crema normal de manos) sino que polimeriza sobre la cicatriz y forma una capa impermeable que mantiene un ambiente de microhumedad en la cicatriz favoreciendo el proceso normal. Recomiendo los masajes de cicatrices 1 ó 2 veces al día por 1 a 3 meses.

https://www.amazon.com/Xeragel-Silicone-Treatment-Recommended-Hypertrophic/dp/B002TPVO0Y/ref=sr_1_1_a_it?ie=UTF8&qid=1496070902&sr=8-1&keywords=xeragel

  1. Tratamientos kinesiológicos complementarios.

De forma complementaria, en sus controles postoperatorios el Dr. Longton puede indicar otros tratamientos más avanzados para las cicatrices. Kinesiólogos expertos en Estética realizan kinesiología de cicatrices mediante masoterapia y aparatología estética, entre las cuales destacan el ultrasonido y la radiofrecuencia. Kinesiólogos o Terapeutas Ocupacionales confeccionan los llamados Sistemas Elástico-Compresivos o SEC, los cuales también tienen un gran impacto en el manejo de físico-mecánico de la cicatriz.

  1. Fotoprotección: cuidado del Sol.

Las cicatrices se verán de un color rojo de intensidad variable por un período de 3 a 12 meses.

Este color rojo refleja el grado de actividad de una cicatriz y significa que lo que hagamos por ella puede tener un efecto favorable o perjudicial, hasta que llega a su fase de maduración en que “como quedó… quedó” y nada la afectará significativamente a menos que uno la opere. Mientras una cicatriz esté de color rojo debe protegerse del sol: usando parches de tela micropore o protector solar cada 3 horas.

  1. Maduración de la Cicatriz.

Todas las cicatrices que estén orientadas a favor de un pliegue natural del cuerpo o de una arruga tendrán una evolución más favorable que las que estén en contra. Esto es algo que no se puede modificar en primera instancia.

Pasado un año de la cicatriz, podemos decir que ésta ya ha madurado y entonces puedes decidir en conjunto con tu Cirujano Plástico si vale la pena hacer una procedimiento quirúrgico llamado Plastía de Cicatriz o Ulectomía, con el objetivo de cambiar la cicatriz inestética o patológica por una cicatriz nueva. Ésta nueva cicatriz, con el cuidado adecuado, podría ser mejor que la anterior.

  1. No Fumar.

Fumar durante el proceso de cicatrización debilita la calidad de la cicatriz en formación, lo cual dará lugar a cicatrices inestéticas y ensanchadas con una mayor probabibilidad. Como cirujano Plástico, no autorizo a fumar en ningún momento.