Clínica Alemana +56 2 2210 1211

Clínica Quilín +56 2 2978 8000
+56 9 9099 4200

Reducción de Clítoris

Reducción de Clítoris

La cirugía conocida como reducción del clítoris está diseñada específicamente para los casos más severos de hipertrofia o exceso de crecimiento del clítoris. Usualmente el tamaño del clítoris aumenta durante la pubertad y el embarazo, pero hay situaciones hormonales donde este estímulo es excesivo y origina problemas estéticos. Algunos tumores productores de hormonas femeninas o el uso prolongado de corticoides pueden dar origen a esta hipertrofia del clítoris, ya sea en su cabeza (glande) o en su tallo (cuerpo).

El tratamiento consiste en una cirugía conocida como reducción del clítoris y abarca ambos componentes de hipertrofia: glande y cuerpo del clítoris.  Se trata de una intervención quirúrgica delicada donde el cirujano plástico identifica y preserva los nervios de la sensibilidad del clítoris y retira el resto de excedente de tejido. Posteriormente fija el clítoris en su posición ideal más cercano a la arcada pubiana. Se esta manera, secundariamente se consigue una mejor estimulación durante el acto sexual. La reducción clitoral es la cirugía plástica genital más compleja desde el punto de vista técnico, sin embargo, no es una cirugía dolorosa. Usualmente se requiere tener un delgado drenaje que evacúe los líquidos que se producen en la cirugía.

Las pacientes sometidas a reducción de clítoris son extremadamente agradecidas pues consiguen quitarse un estigma que las ha acompañado por año y que pensaban que no tenía solución.

El reposo es de una semana a diez días y han de abstenerse desde el punto de vista sexual por 2 meses. Las cicatrices son mínimas e imperceptibles en la mayoría de los casos, pues la mayor parte del trabajo es interno.

 

¿Dudas? Contáctanos aquí.