Contáctame
Infórmate sobre nuestros
procedimientos

Otoplastía

La otoplastía corrige las orejas aladas y quita un estigma pesado de la infancia

 

Las orejas son estructuras anatómicas que presentan una gran variabilidad entre las personas. Normalmente no llaman la atención, salvo cuando su aspecto se aleja de lo normal. Las orejas aladas son una condición que puede interferir significativamente con la vida de una persona, por un exceso de proyección lateral desde la cara. Aunque sean de tamaño normal, son percibidas como orejas grandes y prominentes por los demás. Dentro de las causas más frecuentes se encuentran la falta de plicatura del antihélix y la hipertrofia del cartílago conchal.

La otoplastía o pinnaplastía es la cirugía que corrige el exceso de proyección auricular. Mediante una incisión escondida en la cara posterior de la oreja, se ponen puntos irreabsorbibles que aumentan el plegamiento natural de la oreja, se profundiza la posición de la concha auricular, asociado o no a la resección de cartílago hipertrófico. Es una cirugía prácticamente indolora, se realiza de manera ambulatoria habitualmente con anestesia general. En el postoperatorio es necesario el uso de un cintillo deportivo que la mantenga en posición durante la fase de cicatrización. Asimismo es aconsejable restringir la práctica deportiva de contacto por 1 mes.

Dentro de las complicaciones de esta cirugía está la recidiva, ya que el cartílago auricular tiene tendencia a volver a la situación original, se dice que tiene “memoria”. Además ambas orejas casi nunca son iguales en el pre-operatorio, por lo que lograr la simetría perfecta después de la operación es muy difícil. Por causas que se desconocen, hay personas en las orejas tienen una tendencia especial a producir cicatrices queloídeas, a veces años después de una operación.

Me interesa Precios de cirugia plastica