Contáctame
Infórmate sobre nuestros
procedimientos

Lifting facial o rejuvenecimiento facial

Lifting facial significa “levantamiento de la cara”. Es una poderosa arma para combatir el paso de los años en la cara, fundamentalmente en los dos tercios inferiores. Está indicada en aquellas personas en que han caído las mejillas, mejorando la definición del contorno mandibular. Permite retirar el exceso de piel haciéndola más tersa. Con las técnicas actuales se busca evitar la “cara de sorpresa” o “cara de velocidad” que tenía la cirugía hace algunos años. No existe una edad ideal para realizarse un lifting facial, sin embargo, los mejores resultados se consiguen en entre los 45-55 años.

Uno de los conceptos modernos del lifting es la reposición del volumen facial perdido (cara desinflada) asociando una lipoinyección facial. Existen múltiples variaciones técnicas como el lifting corto o MACS liftlifting subSMAS, lifting subperióstico, siendo el cirujano plástico acreditado quien realizará una recomendación de carácter técnico según sus características individuales. Esta operación no corrige el efecto del sol acumulado en la piel a lo largo de los años (fotodaño) ni la calidad de la piel: las manchas, alteraciones de la textura ni las arrugas más finas.

Es una operación compleja y de varias horas de duración. Las cicatrices comienzan en el pelo sobre la oreja y siguen por delante y detrás de la misma. En ocasiones se utiliza un drenaje que se retira al día siguiente. Se realiza con anestesia general y la hospitalización es de 2 días en la mayoría de los casos. Muchas veces se asocia con un lifting cervical, para lo cual puede ser necesario realizar una incisión bajo el mentón.

No es una operación dolorosa. El principal inconveniente es el edema postoperatorio (hinchazón) que puede tardar algunas semanas en resolverse. El tiempo para reincorporarse a la vida diaria es 2 a 3 semanas.

Dentro de las complicaciones están los sangramientos y la necrosis de piel, los cuales son más frecuentes en fumadores, sexo masculino e hipertensión arterial. En ocasiones hay paresia de alguna rama nerviosa de la cara, lo que tiende a mejorar con el tiempo.

Puede complementarse con un peeling o dermoabrasión láser.

LIFTING FRONTAL O REJUVENECIMIENTO DE LA FRENTE

Es un conjunto de técnicas que buscan aminorar los signos del envejecimiento en el tercio superior de la cara, como la caída de la porción lateral de las cejas y el desarrollo de marcadas arrugas en la frente y el entrecejo. Estos cambios confieren un aspecto de cansancio, enojo o mal carácter.

A través de incisiones que se esconden en el pelo, el Dr. Longton realiza estos cambios que le permiten reposicionar los tejidos en una ubicación más superior y lucir un rostro más juvenil. Existen múltiples técnicas como el lifting frontal endoscópico, el lifting coronal y el lifting de cejas, siendo el análisis técnico de cada caso lo más recomendable. Es una operación que se realiza con anestesia general y requiere una noche de hospitalización. En el postoperatorio puede haber zonas con disminución de sensibilidad en la frente y cuero cabelludo, las que normalmente se mejoran con el tiempo. El edema puede durar 1 mes y medio en resolverse.

LIFTING CERVICAL O REJUVENECIMIENTO DE CUELLO

El lifting cervical habitualmente se realiza en conjunto con el lifting facial. Con el paso del tiempo se tiende a cumular grasa en la papada, bajo el mentón,  los músculos del cuello se relajan y la piel se elonga. El lifting cervical es una operación que busca corregir signos como la caída de la papada, la desaparición de la definición del ángulo entre el cuello y la mandíbula o la formación de bandas en el cuello.

Se realiza mediante incisiones que rodean a la oreja y se esconden en el pelo -similares a las lifting facial-, asociado o no a una incisión bajo el surco del mentón. Se trabaja tensando los tejidos profundos –como el músculo platisma-, resecando el exceso de grasa y piel. Cuando se realiza de forma aislada, no hay efecto sobre los signos de envejecimiento de la cara propiamente tal, sino sólo sobre el cuello. En ocasiones puede ser necesario el uso de un drenaje. Es una cirugía que se realiza con anestesia general y una noche de hospitalización. En el postoperatorio se debe usar una mentonera por un mes.

LIPOSUCCIÓN DE CUELLO O PAPADA

Es una alternativa menos agresiva que el lifting cervical o cervicofacial, donde a través de una pequeña incisión de pocos milímetros en un surco bajo el mentón se extrae la grasa acumulada en la papada. Está indicada en pacientes con piel de buenas características en pacientes relativamente jóvenes, es decir, que tenga la capacidad de retraerse una vez retirada la grasa. La liposucción no cambiará el ángulo formado entre el cuello y la mandíbula, ya que no actúa sobre los tejidos profundos. Como un complemento, puede realizarse otra técnica mínimamente invasiva como Ultherapy®, el que está aprobado por la FDA norteamericana.

La liposucción de cuello se puede efectuar de forma ambulatoria con anestesia local y sedación o con anestesia general. El tiempo de recuperación es aproximadamente una semana. En el postoperatorio se debe usar una mentonera por un mes y realizar sesiones de drenaje linfático. El resultado final se aprecia en torno a los 3 meses una vez que todo el edema ha desaparecido.

Me interesa Precios de cirugia plastica