Contáctame
Infórmate sobre nuestros
procedimientos

Gluteoplastía

La cirugía de implantes glúteos o gluteoplastía es muy similar al aumento mamario, pero en lo glúteos. Consiste en introducir un implante de silicona especialmente diseñado para ese segmento del cuerpo a través de una incisión que se esconde entre ambos glúteos (sobre la línea entre los glúteos) oculta con un bikini o calzón.

La gluteoplastía es una técnica quirúrgica que ha tenido detractores en el pasado por las complicaciones que se describieron en un comienzo. Sin embargo, en últimos años desde la década de 2010 en adelante ha tenido un importante resurgimiento. Actualmente el implante de silicona se ubica “dentro” del músculo glúteo mayor, con lo cual disminuyen enormemente la posibilidad de una infección y la migración o desplazamiento del implante lo que ocurría con las técnicas antiguas.

La cirugía de gluteoplastía dura alrededor de 2-3 horas y la hospitalización habitual es de una noche. Se usan drenajes por un período variable entre 7-14 días. En el postoperatorio es posible sentarse y hacer una vida bastante normal, hasta aproximadamente uno a dos meses para retomar el deporte.

La principal ventaja de la gluteoplastía consiste en que es posible aumentar y modelar el glúteo de forma predecible y duradera, a diferencia de la inyección de grasa o lipoinjerto. En este último, la foma del glúteo mejora pero no tanto y el volumen ganado se perderá parcialmente de manera imprevisible en el plazo de 6 meses a un año, pues habrá un porcentaje no determinado de reabsorción de la grasa.

En resumen, podemos decir que el implante de glúteos o gluteoplastía es una técnica segura y comprobada que produce un cambio dramático en el contorno y el volumen de los glúteos.

Me interesa Precios de cirugia plastica